Llámenos ahora:

+57 323 8402062

Las deudas siempre han sido y serán el tema que a más de un empresario y/o emprendedor le ha causado dolores de cabeza, sin embargo, desde la perspectiva de Financial Lab te traemos los siguientes consejos para sobrellevarlas y claves de como re perfilarlas para que ya no sea un tema que te atormenten, al contrario, le saques provecho y aprendas en el proceso.

Las deudas son las obligaciones que tiene una empresa de pagar o devolver algo fruto de una actividad económica, esta se busca con la finalidad de financiar alguna operación, ya que proporciona la cantidad de dinero inmediata para aprovechar oportunidades de expandir la actividad de tu negocio o realizar inversiones para ser más productivos, entre muchas más opciones que hay para que puedas destinarlo.

Si sabes que para poder crecer es importante tener deudas y si en algún momento crees que no puedes salir de ellas, no te desanimes, si es posible salir de ellas pero esto requiere tiempo, energía y ser muy organizado para poder hacerlo. Nadie tiene la fórmula mágica para poder conseguirlo que te pueda sacar de la noche a la mañana, todo requiere paciencia y una estructura que tú mismo prepares para salir de ellas y no fracasar en el intento.

Las deudas son el tema más recurrente en el contexto empresarial, estas se acentuaron aún más dada la crisis por pandemia, donde muchas empresas han sido afectadas por la falta de liquidez y no solo eso, tienen que cubrir sus obligaciones con los acreedores, por tal razón, es fundamental reconocerlas y seguir los siguientes consejos para empezar a salir de estas.

  1. Las deudas se pagan primero, donde es importante saber el estado de las deudas sabiendo el flujo de caja actual y sus proyecciones. Esta información se puede saber en que momento la empresa puede empezar a pagar sus deudas y priorizar dependiendo sus efectos en la operación.
  2. A partir del calcular exactamente lo que debes, debes comenzar un plan y estrategias para empezar a pagar las deudas que más son significativas, es decir, prioriza cuales son de carácter urgente y comienza por ahí con el pago, en la medida que se empiezan a reducir, tienes espacio a reperfilar las demás
  3. Tener en cuenta los alivios o beneficios que brinda el gobierno, dada la crisis esta es una de las opciones que las empresas incurren para saldar sus deudas, pero hay que tener en cuenta el sector en donde opera la empresa, para aprovechar y tomar ventaja de los beneficios, ya sea créditos para pago de nómina, aumento en el plazo y acceso a subsidios.
  4. No gastarse los ahorros para pagar deudas y esperar que la actividad mejore para compensarlo, se ha visto que las empresas que sobreviven a cualquier situación adversa son porque estas tienen la rigurosidad de ser juiciosos y ahorran para tener un flujo de caja y que sea prioridad en todo momento, en las situaciones buenas, como malas. Con esa información se tomará la decisión de como utilizar de mejor manera los ahorros.
  5. No sigas acumulando deudas, ¿de que sirven tener un plan de pago si sigues acumulando más deudas? La eliminación de algunos gastos puede ser un factor fundamental a la hora de la reducción de las deudas, sigue tu propio plan.

 

Claves para reperfilar deudas

Primero que todo, reperfilar una deuda es ajustar los plazos de pago teniendo en cuenta los montos de la deuda que se tiene con la entidad financiera, de esta forma las empresas tienen una extensión del límite de periodos de gracia mientras se reactiva progresivamente la economía y por ende la productividad de la empresa.

¿Qué factores hay que tener para consideración si se desea reperfilar la deuda en la nueva fase de reactivación de la economía?

  1. Inicialmente se tiene que evaluar la situación actual de la empresa, determinando los ingresos y las utilidades.
  2. Evaluar los costos y gastos que exige las empresa o negocio para su adecuado funcionamiento, es decir, examinar la empresa en cuanto a temas de gastos de nómina, obligaciones con proveedores y demás.
  3. A raíz de todo el diagnostico que se obtiene, se debe evaluar el nivel de endeudamiento respecto a los activos y a partir de esto planear la restructuración que beneficie a la empresa, en cuanto a su actividad y además a los acreedores.

Dado los puntos anteriores es de vital importancia determinar un plan de crecimiento que permita realizar las proyecciones de futuros objetivos y la reactivación y mejoramiento de la actividad. Por último, saber si la empresa, pese a las deudas es sostenible, donde se identifica si se requiere de adaptación, lanzar nuevos productos o servicios acorde con el nuevo contexto post Covid-19 para atender nuevas necesidades no solo del consumidor final, si no también de la empresa misma.

Estos son puntos que muchas veces no evaluamos y pasamos por alto, pero para mantener y crecer es necesario ponernos en un momento incómodo para asumir la situación de la empresa, tomar acción y sacarle todo el provecho para potenciarla, desde Financial Lab te escribimos para que sepas como manejar estos temas que involucran a todos los empresarios. Si requieres asesoramiento en tus finanzas, recuerda que, ¡cuentas con nosotros!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *