Llámenos ahora:

+57 323 8402062

 

A diario, con el uso de redes sociales, notamos que el número de empresas y emprendimientos que ofrecen productos y servicios está creciendo. Sin embargo, muchas de ellas centran su atención en la experiencia que ofrecen al público y en su publicidad, dejando de lado recursos necesarios como el dinero. Con esto, no queremos decir que el dinero lo sea todo, pero sí que es indispensable para que una organización sea exitosa.  Bajo esta premisa, las finanzas corporativas se convierten en un tema al que toda empresa, grande o pequeña, debe prestar atención, por lo que desde Financial Lab queremos introducirlos en el tema, a partir de un caso práctico.

El caso

Sara y Francisco crearon una empresa dedicada a la elaboración y venta de productos artesanales con piedras semipreciosas, comprando los insumos requeridos con sus propios ahorros y ofreciendo sus productos a través de publicaciones en Instagram. Con el paso del tiempo, el número de pedidos aumenta, el flujo de dinero también y nuestros emprendedores deciden usar el dinero de las ventas para sufragar algunos gastos personales.

En este punto se dan cuenta que la inversión que deben realizar en materiales para cumplir con los pedidos se ha incrementado, razón por la cual ambos emprendedores hacen cuentas y en este ejercicio notan que, a pesar de que el mercado se está moviendo, no han obtenido ganancias de su negocio y los ahorros se están agotando, por lo que en poco tiempo no podrán recibir más pedidos.

¿Qué serían entonces las finanzas corporativas a la luz de este caso?

La situación que están viviendo este par de personas se debe a que ellos, como muchas personas que tienen empresas o emprendimientos no cuentan con los conocimientos financieros que les permita buscar medios de financiación para su negocio, ya sea en bancos o con inversionistas, y además no tienen claridad sobre los aspectos relevantes de su emprendimiento (personal, publicidad, etc.) en los que deben destinar o priorizar sus recursos.

Este conjunto de herramientas y conocimientos que les hacen falta a ellos para la obtención y aplicación de los recursos de su empresa, para crecer, sumar proyectos y lograr que ellos tengan ganancias de su negocio y no solo pérdidas, son justamente lo que se conoce como las finanzas corporativas.

¿Para qué sirven las finanzas corporativas?

Los principales problemas que tienen Sara y Francisco guardan relación con el hecho de que no cuentan con los conocimientos suficientes para tomar decisiones financieras adecuadas y, en consecuencia, no han buscado la financiación apropiada para su emprendimiento, ni han identificado en qué aspectos deben invertir principalmente sus recursos.

Precisamente, las finanzas corporativas sirven para solucionar esta situación pues se relacionan con la generación de valor empresarial, es decir, con la obtención de los máximos beneficios para la empresa; es entonces ese conocimiento extra lo que requieren estos emprendedores para potencializar su negocio. Por ejemplo, pueden encontrar la solución de su problema obteniendo recursos a través de inversionistas, un diseñador de joyas con ganas de innovar o un proveedor de insumos de bisutería con el que se pueda establecer un convenio. Además, gracias a las finanzas corporativas se pueden identificar con precisión, los aspectos del negocio en que requieren invertir o reforzar para garantizar que sus productos no se vuelvan obsoletos sino siempre sean vanguardistas, rentables y atractivos.

¿Cuáles son las características de las finanzas corporativas? 

Las finanzas corporativas inducen a emprendedores a repensar algunas cosas como por ejemplo: (i) valorar cada decisión monetaria que va a implicar un costo derivado de las opciones que dejaron de lado por preferir una en particular, es decir, deben analizar y  asesorarse sobre los aspectos más convenientes para el negocio, aplicando la metodología de los pro y los contra; (ii) medir los tiempos de su operación (producción, venta, entrega, etc) con base en la cantidad de dinero que invierten en cada proceso, para que no todo se convierta en deudas; (iii) analizar cada inversión con sus beneficios y riesgos.

¿Es importante saber gestionar y controlar los recursos?

Si observamos al detalle el caso de estos emprendedores, su principal error es que desde el principio no gestionaron y controlaron debidamente sus recursos, mezclaron sus finanzas personales con las del negocio y por ello su negocio se está quedando sin dinero para operar.

Entonces, estas son acciones importantes para hacer que una empresa funcione correctamente, pues si desde el inicio no se cuenta con herramientas que permitan identificar la consecución de recursos o si los que se tienen no son bien invertidos, todo el panorama será gris, y así se cuente con el mejor servicio o producto del mundo, la compañía no podrá prosperar.

La recomendación es que todo negocio, independientemente de su tamaño como el caso de Francisco y Sara, comience a dar prioridad al diseño de procedimientos de gestión y control de recursos, contrate expertos en el tema que los guíe para que entiendan que cada recurso tiene un valor y debe ser aprovechado al máximo. Seguramente con esto, las finanzas de la empresa mejoraran.

Con esta información se busca que, usted señor(a) emprendedor(a) o propietario(a) de un negocio, evite inconvenientes a futuro y haga que su negocio crezca cada día; es la razón de ser de Financial Lab.

¡Contáctanos! si requieres acompañamiento en las finanzas de tu negocio o tus finanzas personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *